Técnicas y consejos de preparación.

Las algas deshidratadas son deliciosas y las podemos utilizar en todo tipo de recetas en nuestro día a día. Uno de los motivos por los que han llegado a tener tal popularidad es por lo bien que encajan en multitud de platos, aportando además grandes ventajas nutricionales. A continuación repasamos algunos consejos de preparación que recomendamos tener en cuenta.

Algas para sopas inolvidables

Wakame en remojo

Hay que cambiar el agua si es necesario

Nuestra elección predilecta si os gusta el miso es la alga wakame, con la cual os recomendamos que la dejéis en remojo durante un periodo de 15 minutos. Después de eso se encontrará lista para que llevemos a cabo el cocinado, cuyo tiempo variará dependiendo del acabado que le queramos dar. Será un complemento ideal para hacer que la sopa resulte deliciosa y su tiempo de remojo es muy ajustado en comparación a otras algas, como el kombu, que necesita 45 minutos, por lo que será muy adecuada si tenemos un poco de prisa.

La mejor forma de preparar alga nori

Preparación con alga nori, Sushi

Preparación con alga nori, Sushi

Esta alga es una de las más consumidas y se utiliza para preparar el exquisito sushi. (ver receta)

Si somos entusiastas del sabor que proporciona este tipo de alga debemos saber, ante todo, que nunca hay que remojarla.

El proceso para su preparación incluye pasar el alga directamente por la sartén para que se tueste, consiguiendo ese color de estilo dorado que tanto nos gusta.

Cuando hayamos tostado el alga, algo que también podemos hacer colocándola con mucho cuidado encima del fuego, podremos cortarla en trozos para usarla en distintos platos.

Platos imaginativos que sorprenderán

Caldo thai de-marisco brandada de bacalao hecha en casa y crujiente de alga nori. Chef Pachi Allegue

Caldo thai de-marisco brandada de bacalao y crujiente de alga nori. Chef Pachi Allegue

Hay muchas recetas a las que podéis recurrir para utilizar las algas que hayáis comprado. Por ejemplo, el erizo de mar es perfecto cuando se cocina con alga deshidratada, así como otros ingredientes del estilo de huevos, sal y pimienta.

Las posibilidades que proporciona la cocina creativa son inmensas, por lo que podréis utilizar algas en todo tipo de platos.

Un factor que tenemos que tener en cuenta es que las algas deshidratadas se pueden combinar con los demás ingredientes si nos encontramos preparando una sopa o un guiso. El motivo de ello es que el alga se hidratará en combinación con los demás ingredientes, lo que le aportará una mayor cantidad de sabor al plato.

Esta técnica es más cómoda que hidratar las algas de forma independiente, dado que en ese caso tenemos que hacerlo previamente en agua fría con sal, teniendo cuidado en dejar las algas en el agua el tiempo justo, ni más ni menos.